Surcos

Todos los cuerpos hacen surcos.
Trazan contornos,
bifurcan su existencia,
se desplazan hacia dentro,
y hacia fuera.

Van hacía algún lugar,
como la tierra,
hace surco con el árbol
para ir al cielo.

Todo cuerpo es surco, cauce.
Todos somos senda, camino;
pliegues sobre uno mismo.

Una hormiga o una hoja pintada,
¿quién no se presta
a ser surco?

Ir, solo ir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s