Sueño de muerte

Control, control, control.

Seguridad, seguridad, seguridad.

Posesión, posesión, posesión.

Morirás por ellos, mas,

no sabrás qué es la vida.

 

Si existen velos, murallas

o abismos que te separan 

del aliento vital,

aquí los tienes.

 

Controlar,

es una pobre ilusión de miedo,

sujeta a los pozos del infierno,

engarzada a tus hombros,

con frío y duro metal.

Se extiende

desde los confines hasta

justo detrás de tu mirada.

 

Semejante a un buey

que ara su tierra,

esclavo en el día y en la noche,

sembrando el fuego y la ruina;

aferrado a tres grandes monolitos,

forjados en la tiniebla y el espanto.

 

Pareciese que tu paso

por está tierra se ciñe

al lastre de aquellas.

Cargarlas por toda la

superficie conocida es el

destino auto adjudicado.

 

De esta manera, con el lento

discurrir del tiempo, el ardor de

los bajos mundos llega a través

de aquellas cadenas,

quemando y forjando una nueva

conciencia.

 

Conciencia de pena y temor,

dolor y resentimiento,

gobierno del odio,

de la tiranía;

conquista de reyes obscuros.

 

¿Cuánta carne y cuánta

sangre? ¿Cuántos campos

contaminados?

 

Enjambre de hombres,

atardecer rojo de cuerpos

ciegos;

hacen acopio de cadáveres

sobre carretillas.

 

Sus botas son un tronar

de guerra, 

guerra contra la vida.   

¿Cómo he de sacudirte para

que despiertes de este sueño?

¿Cómo?

Anuncios

2 thoughts on “Sueño de muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s