Hora de compartir

No se puede decir que yo tenga mucho que ver en esto… Solo las horas que estuve dedicado (o más bien) sumido por impulso, frente a la computadora o el papel.  Todo surgió de repente, y así cómo nació, insospechado, continúo su curso con esta leve sitonía. Digamos, se fue gestando sin más… Ni pensado, ni planificado. Una cuantiosa suma de “dejar que suceda”. Creo que eso lo explica bastante bien.

Hoy está listo, gracias a una serie de “sies” consumados en encuentros fraternales y muchos de ellos con esta impronta que algunos llaman azar, otros causalidad, también podría ser sinergia… Pero a mi me gusta dejar “esa causa” en el plano de lo indefinible, por su procedencia, y por los asombrosos efectos que, sin ejecutar una taxonomía, perduran en ella/él o lo/la.

Qué más decir… Ah.. si, lo más importante, el agradecimiento. Muchos incentivaron este evento, tanto el libro como la presentación. Gracias a su confianza y apoyo, se completó y consumó. Sin ese amor desinteresado, el compartir no florecería… Compartir, tiene su base en el amor… es inevitable, es fácil de ver… ni siquiera hay que hablar de ello. Después se le asocian otras intenciones, etc., pero al principio, bien al principio, solo es amor.

Gracias a todos. Tengo tantos nombres por poner, que sería tedioso… Sin embargo, es innecesario, ellos lo saben, cuando nos vemos, lo recuerdan, cuando nos pensamos, la sonrisa lo dice todo. Gracias!

Evento en Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s